Análisis a fondo del monitor 21:9 Philips 298P4QJEB

298P4QJEB

Hoy en nuestro banco de pruebas, tenemos a todo un señor monitor. No sólo por prestaciones, sino también por ergonomía, conectividad y por qué no decirlo, también por diseño y espectacularidad. Nos referimos a uno de los pocos monitores 21:9 del mercado: el impresionante Philips 298P4QJEB. Aqui donde lo véis, estamos ante una “bestia parda” en cuanto a potencia se refiere, ya que gracias a lás múltiples posibilidades que ofrece, se podría decir que casi estamos ante el monitor definitivo al que no le falta nada. Pero como solemos hacer, comencemos por el principio, por sus características técnicas:

Características Técnicas

298P4QJEB

  • Panel LCD AH-IPS
  • Retroiluminación W-LED
  • Tamaño: 29″ / 73 cm
  • Área de visión efectiva: 672.76 (H) x 283.82 (V)
  • Relación de aspecto: 21:9
  • Resolución Óptima: 2560 x 1080@60Hz
  • Tiempo de respuesta típico: 14ms
  • SmartResponse (típico): 5 ms (Gray to Gray)
  • Brillo: 300cd/m²
  • Contraste (typical): 1000:1
  • SmartContrast:20.000.000 :1
  • Pixel pitch: 0.2628 x 0.2628 mm
  • Ángulo de visión: 178º (H) / 178º (V), @C/R > 10
  • Colores: 16.7 M (True 8 bit)
  • Frecuencias de escanaedo: 30 – 90 kHz (H) / 56 – 75 Hz(V)
  • sRGB
  • 4x USB 3.0
  • DisplayPort, DVI-Dual Link (digital,HDCP), HDMIx2
  • Sync Input: Separate Sync, Sync on Green
  • Audio (In/Out): PC audio-in, Headphone out
  • Altavoces integrados de : 2Wx2
  • MultiView: PiP/PbP mode, 2x disñpositivos
tweet

Como podéis ver por sus características, pocos monitores hay actualmente en el mercado, que pudieran ser capaces de preseumir de semejante listado, conviertiendo a este Philips 298P4QJEB en casi un objeto único en el panorama de la informática de consumo. Entrado ya en materia y en cuanto a lo que nos proporciona el fabricante con el equipo, decir que el monitor incluye cable de alimentación, toma de audio de 3,5mm macho-macho y cable DVI, así como guía rápida de funcionamiento y CD con drivers y manuales.

Se echa en falta que incluya por ejemplo algún cable HDMI o Displayport, pero bueno, viene con todo lo necesario para poder ponerlo en pleno funcionamiento nada más desempaquetarlo de la caja.

El monitor

Como podéis imaginar, nada más ponerlo en funcionamiento llama poderosamente la atención su impresionante tamaño (29 pulgadas) y sobre todo su asombrosa relación de aspecto (21:9). Gracias a ella y a una resolución de nada menos que 2560 x 1080 píxeles, se podría decir que es como si tuviéramos encima de nuestra mesa de trabajo, dos monitores en uno. Si a eso unimos un panel IPS y un diseño que ha logrado que el monitor sólo cuente con un borde de 9mm, una vez probado este Philips 298P4QJEB en 21:9, resulta difícil volver a trabajar (o jugar) con un monitor convencional, por mucha resolución que este tenga.

298P4QJEB_ (14)

Pero comencemos con la conectividad. El equipo cuenta con todo tipo de conexiones menos… VGA. Sí, has acertado: un equipo de semejantes características no puede limitarse por una conexión analógica que desde todo punto de vista resulta insuficiente para un monitor de este “calibre”. Así que primera pega: si sólo cuentas son salida VGA va a ser que tendrás que cambiar de tarjeta.

Segunda pega (por lo menos en MI CASO PARTICULAR): con un equipo de prueba i5 y con gráfica integada Intel HD2000 (con salida DVI y HDMI 1.4) por DVI me ha sido imposible poner la tarjeta a la resolución correcta para el equipo (2560 x 1080@60Hz). Simplemente me desaparecían la mitad de las resoluciones y las que me quedaban eran claramente insuficientes. Ni actualizando drivers de vídeo, ni instalando drivers de monitor conseguí solucionarlo (misterios de la informática). ¿Lo curioso? Pues que nada más conectarlo por HDMI y a la primera (sin ni una sola modificación de la configuración anterior) el monitor funciona a las mil maravillas, a su resolución correcta y con todo lujo de detalle. Así que sólo puedo decir que el equipo es realmente MUY QUISQUILLOSO con las fuentes de vídeo, puesto que incluso con equipos con menos de 10 meses de vida ya está poniendo problemas. Ahora bien, una vez se ha logrado configurar, es una auténtica maravilla de monitor.

Estamos hablando de un equipo diseñado para poder “meter” dos pantallas a la vez en un mismo monitor, por lo que será el equipo ideal para los profesionales de la imagen y aquellas personas que se dediquen a labores intensivas de ofimática. Es una auténtica gozada “ver a la vez” en un lado de la pantalla un programa de edición de vídeo y en el otro el Photoshop o cualquier otra combinación que te imagines. Lo mismo en programas de ofimática: podrás estar escribiendo un documento word (a tamaño “normal”), al mismo tiempo que puedes consultar en el otro lado de la pantalla una hoja excell como fuente de datos.

De especial interés en este último caso, el que la pantalla es totalmente ergonómica: la podrás subir, bajar, ladear tanto para derecha coom izquierda, inclinar hacia dentro o hacia fuera y girarla incluso hasta posición vertical. Es una auténtica gozada poder editar hojas de Excel de un tirón, donde cabe toda la hoja en una sola pantalla. Pero es que eso no es todo, ya que a mayores incluye un HUB con 4 puertos USB 3.0 por lo que podrás conectar discos duros, tabletas digitalizadoras, sticks de memoria y demás parafernalia informática DIRECTAMENTE al monitor, sin necesidad de estar ocupando puertos en tu PC.

No hemos de olvidarnos tampoco de la posibilidad de utilizar el monitor como equipo para ver películas. Desde luego que su aspect ratio 21:9 es todo un aliado en este caso, puesto que es la cifra más cercana a la relación de aspecto empleada por Hollywood en sus películas panorámicas. Para ello, el equipo cuenta con dos tomas HDMI que podrás conectar a tu reproductor Blu-ray preferido, siendo tan sólo necesario elegir desde el menú del monitor cuál queremos que sea nuestra fuente de vídeo para poder ver (y oir) nuestra película preferida. Lástima que el monitor no cuente con modo nativo a 24p.

Sobre esto dos consideraciones. Primero, que en MI caso, he tenido problemas de estabilidad de imagen cuando el monitor recibe simultáneamente dos fuentes de vídeo. Probé a a conectar por HDMI un Blu-ray LG y por DVI mi PC de sobremesa y SOLO en el caso de seleccionar la película proveniente del Blu-ray la imagen desaparecía de forma aleatoria. Lo mismo si conectaba las dos fuentes de vídeo por HDMI: desapariciones de la imagen de la película de vez en cuando. Sin embargo, en ambos casos, al seleccionar como fuente de vídeo el PC, todo funcionaba a las mis maravillas. Raro, la verdad. No se si el monitor que me enviaron para pruebas tenía algún problema o quizás existiera alguna incompatibilidad con mi PC de menos de 10 meses….

MultiView

298P4QJEB_-13 Pero volviendo con las ventajas del monitor, indicar que cuenta con un modo que Philips denomina MultiView: Básicamente es un modo avanzado del sistema PiP (Picture in Picture) de toda la vida. Selecionándolo, podrás estar trabajando en tu base de datos, procesador de textos o programa de edición favorito, mientras en una pantalla pequeñita podrás ver señal de vídeo (y audio) proveniente de otra fuente: ya sea la televisión, un Blu-ray o mismamente otro PC. De hecho, se puede poner de forma que en vez de ser una pequeña ventanita, la pantalla se divida en dos utilizando cada una de las partes para una señal de video. Podemos incluso seleccionar la fuente de audio que queremos que se escuche (por ejemplo la del Blu-ray en vez de la del PC).

Todo esto seria muy bonito, si no fuera por el pequeño problema de que para poder tener acceso a toda esa ristra de opciones MultiView, la señal de video principal ha de ser a la fuerza DisplayPort. Si tu PC le entra por DisplayPort, entonces en la otra ventana podrás seleccionar una Blu-ray por HDMI o un PC por DVI, pero NO al revés. Vamos, batante limitada la cosa…

Conclusiones

En resumen, con el Philips 298P4QJEB estamos ante el monitor soñado por todo profesional de la imagen, gamer y amante de las películas, que desee tener un único equipo que pueda cubrir a la vez sus necesidades tanto profesionales como de esparcimiento. Uno de los pocos existentes en formato 21:9, basado en un panel que es prácticamente imposible que se vea mal desde ángulo alguno (AH-IPS) y con las ventajas de contar con un HUB USB 3.0 y sistema multiview para un fácil cambio entre fuentes de vídeo. Como puntos grises quizás lo quisquilloso que es con las fuentes de vídeo, lo limitado de su sistema MultiView y un sonido más que mejorable. Pero bueno, ¿nadie es perfecto, no?. La verdad es que una vez hayas estado trabajando con este monitor, no querrás volver por nada del mundo a los 16:9.

Philips 298P4QJEB

Philips 298P4QJEB
8

Puntuación final

8/10

    Lo mejor

    • Formato 21:9
    • resolución de 2560x1080
    • Panel AH-IPS
    • Hub USB 3.0
    • Altavoces integrados

    Lo peor

    • Muy quisquilloso con la fuente de vídeo
    • MultiView limitado
    • Sonido enlatado
    • No acepta 24P
    • Situación de controles táctiles complicada

    Acerca de Andres Cainzos

    Blogger especializado en Alta Definición y equipamiento Hi-Fi.Apasionado de la tecnología .http://about.me/andres.cainzos