iBold X-U, impresiones

En un universo paralelo, el el teléfono que hoy nos ocupa habría sido el modelo seleccionado para convertirse en el Google Nexus 4, pues sus prestaciones no desmerecen en absoluto a las de la “económica” máquina fabricada por LG. Una generosa pantalla de 4.7 pulgadas y resolución HD junto a una CPU de cuatro núcleos y 1GB de memoria RAM nos permiten sacar partido a Android 4.2 sin notar ralentizaciones, y sin duda con la sensación de estar manejando un buen producto. iBold, compañía española especializada en smartphones y tablets ha lanzado su segundo terminal Android de este año dentro del segmento de dispositivos de origen asiático, el interesante iBold X-U, y tuvo a bien cedernos una muestra pre-producción durante un par de días para que pudiésemos evaluarlo un poco.

iBold X-U - parte inferior

iBold no es la más conocida entre las compañías occidentales que trabajan con teléfonos de coste reducido, pero sin duda con su nueva línea de smartphones hacen méritos para entrar en el selecto grupo de fabricantes (o distribuidores) de este tipo de terminales aceptados por los consumidores. El modelo estrella de la marca es su caballo de batalla más importante, tanto por el cuidado diseño que muestra como por las especificaciones, que lo sitúan entre los más fuertes contendientes dentro de la categoría. Hoy hacemos un pequeño repaso por sus características y rendimiento general.

Primer contacto y diseño

Este buque insignia de iBold es un teléfono bastante cuidado desde el punto de vista del diseño. Al sacarlo de su caja destaca por su peso, apenas 1 gramo por encima del buscadísimo (y descatalogado) Google Nexus 4, con unas dimensiones realmente contenidas para un teléfono con pantalla de 4,7 pulgadas, de 132×69 milímetros, y un perfil de tan solo 8.9 milímetros.

iBold X-U - general

Al tomarlo en la mano el tacto, si bien relativamente resbaladizo es bastante agradable, y no transmite en exceso una sensación de producto de mala calidad pese a que el plástico con el que está fabricado no es especialmente firme, y la carcasa trasera que cubre la batería y los slots para las dos tarjetas SIM y la MicroSD opcional es extremadamente delgado y demasiado flexible. Dicho esto hay que destacar la resistencia de la cubierta, que aguanta estóica aunque hagamos fuerza para retirarla.

Con respecto al frontal, iBold X-U integra una cubierta de una sola pieza sobre su panel IPS con resolución 1280×720 pixels fabricado por Sharp. Esto le otorga un aspecto muy sobrio y elegante, en contraste con el más “desenfadado” iBold Navy que os mostramos hace unas semanas. A pesar de que no integra ninguna protección adicional como el socorrido recubrimiento Gorilla Glass, se incluyen en el pack dos protectores de pantalla muy útiles, que quitarán el miedo a los que como yo, son especialmente puntillosos con los arañazos y ligeros desperfectos en los teléfonos.

iBold X-U - carcasa trasera - detalle logo

El perfil, muy delgado, nos recuerda al de otros terminales, como Huawei Ascend P6, con un marco metálico a los lados y bordes redondeados en la parte inferior y superior. La cámara, situada en la parte superior central de la cubierta trasera es bastante llamativa (podría haber aceptado algo más discreto, para ser sincero) y rompe la estética sencilla del teléfono sobresaliendo cual pequeña meseta en la diáfana carcasa, y acompañándose por un diminuto flash LED.

Pruebas de uso

Nuestro tiempo con el iBold X-U fue bastante limitado, pero por suerte pudimos hacer algunas pruebas de campo con él, que arrojaron resultados muy interesantes tanto en el campo del rendimiento como en la captura de imagen y el uso cotidiano. No hay que olvidar de donde viene este smartphone: X-U integra hardware que podemos encontrar en otros dispositivos de origen chino, comenzando por el tan usado SoC Mediatek MT6589 con CPU de 4 núcleos Cortex-A7 a 1.2GHz, y GPU Power VR SGX 544 que también podemos encontrar en otros chips como el Exynos 5410 Octa-core, o en los Intel Atom de serie Clover Trail. Con 1GB de memoria RAM este es un terminal bastante común, y es capaz de mover con fluidez la versión stock de Android 4.2 incluida en el terminal.

Rendimiento – Benchmarks

  • MT6589 Quad Core 1.2 GHz Cortex A7
  • GPU: Power VR SGX 544
  • ROM: 4GB
  • RAM: 1GB
  • Soporta Micro SD hasta 64GB
Conectividad y redes
  • GSM (850/900/1800/1900 MHz)
  • WCDMA (850/2100)
  • GPRS CLASS 12
  • HSPA 21 Mbps| UPA 11.5 Mbps
  • Soporta Dual SIM
  • WIFI IEEE 802.11B | G | N
  • Bluetooth
  • Antena interna
  • Android 4.2.2
tweet

Me he encontrado a mi mismo gratamente sorprendido por el desempeño general del iBold X-U, que es capaz de pasar con nota prácticamente cualquier reto al que lo enfrentemos, entendiendo siempre que un chip de Mediatek (a excepción del MT6592 octa-core anunciado recientemente) difícilmente puede hacer frente a alguna de las alternativas procedentes de Qualcomm, TI, o Samsung. El test de pruebas sintéticas para Android, Quadrant [QR], ofreció un resultado esperanzados, con una puntuación de 7774 para el X-U, que en su algo desfasada lista comparativa quedaba ligeramente por encima de modelos tan conocidos como HTC One X, Asus Transformer Primer TF201 o Motorola Atrix, entre otros. Por otra parte, el más actualizado y estandarizado AnTuTu Benchmark [QR] arrojó una más realista puntuación, 13524, algo por debajo del ya mencionado HTC One X y también de Nexus 4, que también probamos y ofreció 16629 puntos en el mismo test.

Cámara

Sabía que mi Nexus no era especialmente brillante a la hora de sacar fotos, o videos, ni siquiera en las mejores condiciones de luz, pero la sorpresa que me esperaba al probar la cámara principal de este terminal de iBold no podía ni imaginarla. iBold X-U integra una “modesta” cámara de 8 Megapíxeles capaz de ofrecer imágenes de 13MP por interpolación, una triquiñuela bastante común en los teléfonos de origen chino que se usa a menudo para “disimular” las carencias en la captura de imagen. Sin embargo, mayúscula fue la sorpresa al ver no solo la calidad de imagen obtenida desde el sensor en cualquier condición de luz, sino también la pasmosa velocidad de enfoque, y el increible modo ráfaga, dos detalles que después de usar durante 7 meses el (formerly known as) terminal estrella de Google personalmente me han parecido excelentes.

EL enfoque automático del X-U es uno de los más rápidos que he visto en terminales “low-cost”, y deja en pañales al lentísimo autofocus del Nexus, sin llegar a igualarse quizás a otros maestros de la velocidad como HTC One. La calidad de imagen en condiciones de luz óptimas es como cabe esperar buena, ofreciéndonos incluso la posibilidad de sacar fotos en modo HDR (que en algún caso puede obtener imágenes fantasma si hay obejtos en movimiento) pero el sensor de la cámara principal en este smartphone también es muy efectivo en interiores, ofreciendo un nivel de ruido aceptable en tomas en las que otros smartphones tienden a fallar. El flash, desafortunadamente es tan potente como la luz de un mechero, y solo funciona en fotos cercanas, haciendo una labor bastante pobre en estancias amplias o exteriores.

Comparación 100% X-U (izda.) Nexus 4 (dcha.)
Comparación 100% X-U (izda.) Nexus 4 (dcha.) Modo Auto

En cuanto a la captura de video, la cámara de 8 Megapíxeles es capaz de grabar clips en FullHD (1920x1080p) a 30 fotogramas por segundo, con la cantidad habitual de “efecto gelatina” de cualquier sensor CMOS para móviles en los paneos rápidos, pero con una calidad más que aceptable en grabaciones con buena luz.

Uso general

Android 4.2 se comporta como debería en este smartphone; sin lag apreciable o retrasos a la hora de abrir o cambiar de aplicación, nos encotramos con al única limitación de la memoria RAM, que en el caso del sistema operativo de Google es muy necesaria, y en cantidades industriales, lo que se nota cuando hemos abierto muchos procesos residentes y aplicaciones en segundo plano, como en cualquier otro terminal con 1GB de memoria de sistema. La navegación sufre de vez en cuando al renderizar páginas muy complejas o llenas de contenido multimedia, pero las cargas son rápidas y el renderizado preciso. En cuanto a los juegos, en el poco tiempo que tuve con el terminal pude probar ligeramente títulos típicos como Dead Trigger, sin ningún inconveniente salvo los tiempos de carga, más extensos obviamente que en mi propio terminal que integra 2GB de RAM.

Existen también carencias en lo relativo al hardware; para estar al nivel de la competencia, iBold X-U necesita mejorar en el apartado de la cobertura de redes inalámbricas, tanto Wi-Fi, muy corta, como Bluetooth e incluso recepción de red móvil.

Conclusiones

La entradilla de este “análisis” ya expuso mis sentimientos hacia iBold X-U. En un mundo distinto, quizás este habría sido el terminal que se habría convertido en el cuarto Nexus, salvando obviamente diferencias entre CPUs y memoria RAM. Estéticamente es un teléfono interesante, y en cuanto a desempeño, un usuario exigente no habría puesto muchas pegas. No obstante, hay muchos detalles por pulir: los materiales, si bien funcionan, son de calidad baja, con partes plásticas que de vez en cuando producen algún crujido cuando manipulamos el terminal, y pequeños defectos en el acabado que muestran la diferencia entre este tipo de productos y los de “primera marca”.

El precio es otro de los aspectos negativos de este iBold. La compañía española ha puesto una etiqueta exagerada a su smartphone estrella, con un precio recomendado de 269€ en acabados negro o blanco brillante, junto a dos baterías de 2100 miliamperios y auriculares estéreo con manos libres. Por este precio no se puede acceder a un terminal “de primera marca” con características similares, pero sí está bastante por encima del grueso de smartphones chinos que en estos últimos meses han ganado mucha popularidad y gran empuje en españa, como los Jiayu, Xiaomi, THL, así como los más elaborados Oppo. En cualquier caso, me he llevado una sorpresa muy agradable, y sin contar el precio diría que este iBold X-U es un terminal excelente, al que quizás le ha faltado un poquito de cocción pero que promete, y cumple con creces.

Acerca de Luis Coves

Designer.Gamer. Geek. Lazy. Home chef. Xboxliver. Dirijo Hercios.es y cuando me acuerdo escribo sobre tecnología y Gaming.