Razer Kraken para Xbox One

Desde que Microsoft anunciase durante el pasado año su primer headset estéreo para Xbox One, he esperado como agua de mayo que Razer, uno de los fabricantes líderes en periféricos para gaming en PC, se pusiese manos a la obra para crear un modelo exclusivo para la consola de Microsoft. La firma anunció a finales de 2014 su primer set de auriculares para Xbox One, dentro de su amplia familia Razer Kraken, que ya contaba con 6 versiones distintas, en su mayoría para PC, y a la que ahora se unen estos Razer Kraken for Xbox One.

La gama de headsets para gaming de Razer no es precisamente corta, y de entre todos los modelos disponibles, la serie Kraken es quizás una de las más populares, por contar con versiones para una amplia variedad de usuarios, ofreciendo siempre una calidad de sonido excepcional, y características para todos los gustos desde sonido 7.1 virtual a través de conexión USB hasta el acabado premium de las ediciones especiales y modelos como los Kraken Chroma, que cuentan con iluminación LED y compatibilidad con distintos dispositivos. Con el lanzamiento de este modelo compatible con Xbox One, Razer amplía su presencia en el mercado de las consolas de videojuegos con un producto especialmente diseñado para estas, a partir del modelo Kraken Analog.

Razer Kraken Xbox One - Caja cerrada

Con un precio oficial de 99 Euros, los Kraken para Xbox One no son los auriculares más económicos del mercado, pero se meten de lleno entre los headsets de gama media, con la particularidad de que esta versión cuenta con compatibilidad multiplataforma y una extraordinaria calidad de sonido, típica de los productos del fabricante norteamericano.

Aspecto y primeras sensaciones

Con el look clásico de la gama Kraken, este nuevo headset de Razer llama la atención por la sobriedad de su diseño, en el que destaca la parrilla metálica de los laterales, junto a los acentos en color “verde Razer” tan característicos de los productos de la firma. El conjunto tiene un aspecto muy elegante, y cuenta con una diadema sencilla cubierta por un suave acolchado con un acabado satinado, coronado por el logotipo de Razer en la parte superior.

Razer-Kraken-Xbox-One---Detalle-logo-diadema

Mientras que en otros modelos de la gama Razer optó por un micrófono retráctil, muy cómodo y útil que se ocultaba casi completamente, dejando un funcional set de auriculares para consumo multimedia, con estos nuevos Kraken para Xbox One, el fabricante ha optado por una versión más tradicional, que puede doblarse libremente para un mejor ajuste, y se pliega en vertical manteniendose anclado en esa posición con un “click” mediante un agarre mecánico. Desafortunadamente, no se autosilencia en esa posición como cabría esperar de un accesorio de esta categoría. El diseño es bastante básico, y carece de funciones adicionales que se han puesto muy de moda en los últimos años, como la capacidad de plegar la unidad en tres partes o girar los auriculares 90 grados para que descansen planos sobre nuestro cuello, algo que dadas las dimensiones del conjunto habría sido de agradecer. Del mismo modo, las cúpulas de los auriculares son casi rígidas, y solo basculan en una medida muy justa, lo que permite acomodar los auriculares para que reposen cómodamente sobre las orejas en la mayoría de los casos.

El headset viene con una serie de accesorios suministrados: como es lógico, el primero y más destacable es el adaptador de headsets estéreo para Xbox One, aunque no en su versión “original” sino un modelo fabricado por la propia Razer con las mismas características y funciones, y un sonido bastante peculiar que nos avisa si hemos llegado a algún límite de volumen. Este modelo homólogo de adaptador solo se proporciona junto a este modelo de headset, y no es posible adquirirlo por separado si ya contamos con unos auriculares de la marca con conexión jack de cuatro polos. Además del imprescindible adaptador, los Kraken para Xbox One llegan con un adaptador a doble jack para su conexión a ordenadores personales (un jack para auricular estéreo y otro para micrófono) que extiende ligeramete la longitud del cable de conexión, así como un pequeño cable con cabezales USB y Micro USB por si fuese necesario actualizar el firmware nuestro mando de Xbox One, paso necesario si nunca lo hemos hecho, para hacerlo compatible con el adaptador para headsets estéreo.

Razer-Kraken-Xbox-One---General---accesorios

Es destacable el peso de la unidad, apenas 240 gramos, que hace más soportable su uso durante sesiones prolongadas de juego, aunque también toca decir que la diadema tiene un ajuste quizás excesivamente fuerte, y el headset tiende a apretar más de lo deseable, contrapunto que sería realmente negativo de no ser por las almohadillas de los auriculares, realmente blandas y con un tacto suave, que convierte el uso de estos Kraken para Xbox One en una experiencia realmente agradable, siempre que no utilicemos gafas. El diseño circumaural también contribuye a esta comodidad de uso, con un diámetro de almohadilla bastante generoso que permite que el lóbulo de la oreja, así como los delicados cartílagos queden “envueltos” dentro del auricular. La longitud del cable de conexión, aproximadamente 130 centímetros, es perfecto para su uso indicado, con el mando de control e Xbox One, ya que no es excesivamente largo y por lo tanto disminuye el riesgo de engancharlo en algún sitio, y tampoco es tan corto como para impedir la manipulación del mando. No obstante, para su uso en otras plataformas la longitud del cable puede resultar insuficiente, por ejemplo si queremos conectarlos a nuestra televisión, o a través del adaptador suministrado por Razer a un ordenador.

Rendimiento y calidad de sonido

Especificaciones

  • Auriculares
    • Diseño de cúpula cerrada
    • Respuesta a frecuencia 20-20.000 Hz
    • Impdancia 32ohmnios @ 1KHz
    • Sensibilidad 110dB @ 1KHz
    • Altavoces de 40mm con imanes de neodimio
  • Micrófono
    • Respuesta de frecuencia 100-10.000 Hz
    • Relación señal-ruido: 50dB
    • Sensibilidad -40 dB @ 1KHz
  • Peso: 240 gramos
  • Longitud del cable: 130cm
tweet

Es imposible hablar de unos auriculares de la marca Razer sin esperar una altísima calidad de sonido; en este aspecto los Kraken para Xbox One no defraudan, y ofrecen gracias a los imanes de neodimio de 40 milímetros un audio muy rico con un amplio rango, graves muy profundos y potentes y unos clarísimos tonos agudos, que nos ayudarán a identificar con mayor precisión de dónde viene cada sonido, teniendo siempre en cuenta que hablamos de unos auriculares estéreo, sin sonido envolvente. Los Kraken para Xbox One ofrecen una respuesta a la frecuencia de 20Hz a 20KHz, con una sensibilidad de 110dB (±4) a 1KHz. Sin embargo como ya sucede con otros headsets de la familia Kraken, el modelo diseñado para Xbox One tiene una pequeña debilidad, y es que el espectro medio es más “plano” de lo deseable, y se pueden perder algunos detalles, algo que tampoco es de vital importancia en un entorno en el que priman los extremos grave y agudo para maximizar la experiencia.

Durante el tiempo que he podido utilizar este headset he quedado plenamente satisfecho, tanto en su uso con Xbox One, plataforma en la que he podido disfrutar de una experiencia inmejorable en lo que se refiere a la calidad del sonido estéreo transmitido desde el mando, como en otras plataformas, como PC, donde el ajuste preciso del ecualizador me ha permitido, literalmente, ver como los auriculares vibraban con los potentísimos graves, que no se consiguen al conectarlos al mando de Xbox One posiblemente por la escasa energía suministrada por la batería del mismo. He echado de menos, al no contar con opciones para ello desde la interfaz de la consola, el poder crear o aplicar ajustes de sonido en el headset, de modo que pueda modificar la manera en la que se calibran los graves, medios y agudos para armonizar con el tipo de juego que estés reproduciendo, algo que ya había podido disfrutar en los fantásticos Steelseries Spectrum 7XB para Xbox 360 con resultados extraordinarios.

En cuanto al micrófono, como adelantaba al principio Razer ha optado por un modelo unidireccional, que ofrece unos resultados bastante buenos, aunque durante los días que lo he utilizado como mi principal medio de comunicación a través de Xbox Live he recibido recurrentemente dos quejas: la primera, es que suena “enlatado”. Con este feedback de mis contactos en mente he hecho multitud de pruebas y he llegado a la conclusión de que esto no es así; con un año a sus espaldas y muchas horas jugadas a través del servicio online de Microsoft, todos mis contactos están acostumbrados a mi voz a través del headset de comunicación oficial que se suministra con la consola. Al utilizar los Kraken, este sonido ha cambiado, siendo más natural y menos “acolchado” que el producido por el auricular de Microsoft, lo que no implica que suene enlatado, ofreciendo una calidad bastante aceptable para un equipo de esta gama “media”. Sí he podido notar, no obstante, que el micrófono no tiene ningún tipo de “escudo”, y si lo colocamos más cerca de nuestra boca de lo necesario siempre se colarán “Golpes de voz” como ruidos ajenos a la comunicación.

La segunda queja recurrente que he recibido es que en muchas ocasiones se escucha un muy molesto zumbido continuo, algo que he podido comprobar por mi mismo, y que muy posiblemente sea resultado o bien de un mal aislamiento del conector jack de los auriculares, o un defecto de fabricación de la unidad que tan amablemente nos ha cedido Razer para este análisis. Aunque en un principio pensé que podía tratarse del adaptador, este funciona correctamente con otros auriculares, y el problema se replicó al conectar los Kraken directamente a una tablet con jack combinado de 3.5mm (auricular+micrófono) solucionándose esporádicamente al reconectar la unidad varias veces, o crear una “toma de tierra” en el caso de la tablet, eliminándose el zumbido al tocar la carcasa metálica.

Gran producto que puede mejorar

Lo que Razer ha hecho con estos Kraken para Xbox One es algo muy sencillo; ha cogido una fórmula que claramente funciona y tiene éxito, y la ha repetido, logrando un producto bastante completo y “redondo”. Pero esta falta de “originalidad” del fabricante también provoca que el set no destaque de manera sobresaliente en ningún punto, convirtiéndose, quizás, en un producto más de la categoría. Si bien la calidad de audio es buena, sin llegar a la excelencia, los pequeños defectos, o más bien la ausencia de un “algo más” hacen un daño innecesario a un headset que en cualquier caso pasa con nota las pruebas de uso.

El elegante diseño es un punto muy a favor de estos auriculares, así como la capacidad multiplataforma, que lo convierten en un set todoterreno al poder utilizarse tanto en Xbox One como Playstation 4, PC y hasta dispositivos móviles (Smartphone, tablet, PMPs) Su comodidad los hacen perfectos para largas sesiones de gaming on/offline, y su calidad de sonido lo pone en competencia directa con otros auriculares para gaming de la misma categoría.

Por otro lado, también encontramos algunos aspectos negativos como la imposibilidad de plegar el headset, girar los auriculares 90 grados, los fallos de hardware (a expensas de saber si se trata de algo generalizado o un problema en esta unidad en concreto) y otros defectos de diseño como la longitud del cable. El precio, 99 Euros, ligeramente por encima del de otros conjuntos estéreo para la plataforma de Microsoft, aunque bien es cierto que la capacidad multiplataforma de estos auriculares los pone en cierta ventaja frente a la competencia.

¿Valen la pena los nuevos Razer Kraken para Xbox One? De entre las múltiples opciones que ya están en el mercado en estos momentos, sin duda son una alternativa muy a tener en cuenta, principalmente por su versatilidad, comodidad y calidad de sonido, apartado en el que Razer se ha ganado su renombre.

Razer Kraken Xbox One

Razer Kraken Xbox One
7.5

Puntuación final

8/10

    Lo mejor

    • Multiplataforma
    • Potentes graves
    • Comodidad de uso

    Lo peor

    • No plegables
    • Más caros que la competencia
    • Calidad/defectos de micrófono

    Acerca de Luis Coves

    Designer.Gamer. Geek. Lazy. Home chef. Xboxliver. Dirijo Hercios.es y cuando me acuerdo escribo sobre tecnología y Gaming.