HTC muestra su gama de terminales Windows Phone 8

Tal y como se esperaba, HTC ha mostrado por fin sus primeros terminales basados en la plataforma Windows Phone 8 Apollo de Microsoft, modelos que parecen sustituir a la gama Lumia como “representantes” del ecosistema móvil de la firma de Steve Ballmer, y que llevan el nombre del sistema operativo por bandera. Los HTC Windows Phone 8x y Windows Phone 8S son equipos de primer nivel, que apuestan por un diseño desenfadado y tradicional a partes iguales, con un especial énfasis en la personalización gracias a las opciones de color de sus carcasas.

Ideados para adaptarse no sólo al estilo del usuario sino también a su manera de interpretar la telefonía inteligente mediante las personalizaciones de Apollo, estos terminales llegan dispuestos a comer terreno a los también recientemente presentados Nokia Lumia 920 y Nokia Lumia 820, ofreciendo características muy similares y opciones exclusivas frente a la competencia, como el amplificador — por hardware — integrado Beats Audio, que promete potenciar todos los registros del sonido emitido por los altavoces integrados, así como la calidad del audio obtenido en los auriculares, evitando las típicas y molestas distorsiones tan habituales en altavoces de baja potencia y diseño extraplano.

HTC ha querido diferenciar claramente dos gamas en esta nueva generación de dispositivos WP produciendo dos modelos, uno que cubrirá el segmento de mayor calidad, y otro preparado para la gama media-alta, cada uno con unas características definidas que los diferencian entre sí, y ante sus rivales. Los nuevos 8X y 8S están especialmente enfocados al uso multimedia, e incorporan pantallas de gran calidad y una óptica de primer nivel para la captura de fotografías y vídeos, con una gran apertura y gran angular para que hasta los planos más cortos sean increiblemente amplios. Ambos terminales llegarán durante el mes de noviembre a operadoras y tiendas especializadas, y cada uno apelará a un tipo de usuario distinto, de modo que puedan coexistir en el mismo mercado.

Windows Phone 8X by HTC

El buque insignia de la marca taiwanesa es sencillamente increible; el diseño se desmarca de otras líneas de producto de HTC y llega con un frontal clásico en el que se aprecia un único módulo con recubrimiento Gorilla Glass 2 de alta resistencia, en el que predomina la pantalla de 4,3 pulgadas y resolución 720p. Unos perfiles afilados y muy elegantes rodean el panel y llevan a la parte trasera, que destaca por su acabado en colores azul, negro, amarillo o rojo, y que con un satinado vibrante y lleno de vida llama mucho la atención.

WP 8X es tan impactante por dentro como lo es por fuera, y así lo hacen patente un SoC Qualcomm Snapdragon S4 con un procesador de doble núcleo a 1.5GHz, capaz de mover con total fluidez cualquier aplicación o juego, hasta los más exigentes, que podamos encontrar en la nueva versión del sistema operativo móvil de Microsoft. 1GB de memoria RAM, 16GB de almacenamiento interno — no ampliable, desafortunadamente — A-GPS (con soporte GLONASS) conectividad HSPA, Bluetooth, NFC y Wi-Fi 802.11n, y el típico conjunto de sensores (Brújula magnética, sensor de proximidad, acelerómetro y sensor de luz ambiental) completan las características básicas del teléfono, que todavía guarda algunos secretos muy interesantes.

La cámara del gran smartphone de HTC es otro de sus puntos fuertes. Tiene un sensor CMOS 8 Megapíxeles con tecnología BSI (Retroiluminación) enfoque automático, y un objetivo de 28 milímetros de longitud focal con una espectacular apertura f2.0, características que en conjunto permiten sacar amplísimos planos y fotografías muy nítidas en condiciones de luz escasa, gracias a un procesador de imagen dedicado llamado HTC ImageChip. Como es de esperar, la cámara de gran angular es capaz también de grabar vídeo en alta definición FullHD 1080p, aunque al contrario que su principal rival, el Lumia 920 con PureView, no integra hardware de estabilización de imagen lo que puede afectar a la calidad final de los clips, pero no más de lo habitual en este tipo de equipos.

Por otra parte, HTC también se ha esforzado en incluir una cámara frontal de alta calidad, con 2.1 Megapíxeles de resolución efectiva, grabación en FullHD, y apertura de diafragma f2.0 especialmente útil en condiciones de luz no idóneas.

Windows Phone 8S by HTC

La gama media según la compañía asiática es un espectacular terminal con pantalla SuperLCD de 4 pulgadas de 800×480 píxeles que está rematada con un panel Gorilla Glass de gran resistencia. El nuevo WP 8S incorpora la mitad de memoria RAM que su hermano mayor, 512MB y 4GB de almacenamiento interno, que en este caso puede ser ampliable mediante tarjetas de memoria MicroSD. Este teléfono es menos “marciano” que el modelo de gama alta, y lleva en su interior receptor GPS, conectividad HSPA, Bluetooth 2.1+EDR, Wi-Fi 802.11n y el mismo amplificador Beats Audio para una mejora notable del sonido a través de altavoz o auriculares.

La cámara de este modelo es más humilde, pero muestra orgullosa sus 5 Megapíxeles de resolución efectiva junto con un objetivo fijo de 35 milímetros y apertura f2.8, con capacidad de grabación en vídeo HD 720p. Windows Phonw 8S también incorpora un SoC Qualcomm Snapdragon S4, aunque en este caso una versión con CPU de doble núcleo a 1GHz.

A pesar de ser bastante menos destacable a nivel interno que el modelo WP 8X, este terminal es igual de llamativo en su exterior, con un cuidado diseño que llama la atención por sus llamativas combinaciones de colores: azul y negro, blanco y negro, gris y amarillo lima, y un modelo acabado completamente en rojo que resulta especialmente atractivo.

HTC + Microsoft, ¿combinación ganadora?

El éxito de los nuevos terminales HTC depende en gran medida de la capacidad de Microsoft para captar la atención del usuario con su nuevo sistema, Windows Phone 8, aunque del mismo modo parece que Microsoft tiene puestas gran parte de sus esperanzas para esta nueva versión en los interesantísimos smartphones diseñados por HTC. En cualquier caso, parece que ambas compañías han sellado un acuerdo para esta generación, y la confianza mútua dicta que estos serán los teléfonos que consigan elevar el gran ecosistema móvil de la firma de Redmond, o harán que se estrelle, sufriendo por extensión un destino similar.

Por mi parte he de decir que pese a que en el pasado he mantenido una relación amor odio con HTC, en esta ocasión estaría encantado de poder manosear una de estas maravillas, que podrían competir sin ningún tipo de complejo con el resto de Smartphones Windows Phone 8, Android e incluso con los últimos iPhone.

Acerca de Luis Coves

Designer.Gamer. Geek. Lazy. Home chef. Xboxliver. Dirijo Hercios.es y cuando me acuerdo escribo sobre tecnología y Gaming.