iPad Mini ya a la venta en España, primer contacto

iPad Mini, la alternativa que Apple plantea frente a auténticos prodigios como Google Nexus 7 o Kindle Fire HD, ya se encuentra disponible en los principales mercados europeos, incluido el español. Para sorpresa de los más optimistas en cuanto a cifras de venta, la acogida del más pequeño de la familia iPad ha sido un tanto moderada, y al contrario que en el caso de sus hermanos mayores no se han producido colas interminables, ni se han agotado existencias en los resellers autorizados.

Aquí ya tenemos nuestra unidad preparada para un exhaustivo análisis que publicaremos en los próximos días, y para ir abriendo boca mientras tanto, aquí va una primera toma de contacto con la tablet compacta de Apple.

Primera impresión

Como es habitual en los productos de Apple, el cuidado y sencillez del embalaje de iPad Mini es evidente en todo momento; el compacto envoltorio típico de las familias iPad y iPhone ofrece un acceso directo al dispositivo y a los dos únicos accesorios suministrados con la unidad: el cable Lightning – USB para sincronizar el iPad Mini con iTunes, y el pequeño adaptador de corriente para su carga rápida. Por último, acompañando al hardware encontramos el típico set de documentación, en este caso muy escasa, que ofrece información básica del dispositivos y la garantía.

Sin duda, iPad Mini se siente muy sólido en las manos. Sin valorar todavía el formato cabe decir que el peso de la unidad es adecuado, y en ningún momento resulta pesado o incómodo al sostenerlo tanto en vertical como en horizontal.

Diseño

No cabe decir mucho del diseño de iPad Mini que no se haya dicho tras el lanzamiento de cualquiera de sus predecesores. Es virtualmente idéntico a cualquier otro iPad, sólo que en miniatura. El marco que rodea a la pantalla ha sido reducido para dar cabida al panel en formato 4:3 que de otro modo haría demasiado ancho el dispositivo para su correcta sujección. Apple comercializa iPad Mini en dos versiones: una con frontal blanco y cubierta trasera en aluminio, y otra con el frontal en el característico negro de la marca con una cubierta trasera en aluminio tintado en color grafito con acabado satinado, muy elegante.

Pantalla

Este es quizás el punto en el que el sector más crítico ha mostrado más escepticismo. Con una resolución de 1024 x 768 píxeles la pantalla de iPad Mini palidece por comparación ante su competidor más directo, Nexus 7, aunque sorprendentemente la calidad del panel es muy alta, los colores precisos y el contraste fantástico, como cabía esperar, lo que junto a su densidad de píxeles, similar a la de cualquier tablet Android 10 pulgadas de gama media, permite una experiencia absolutamente positiva.

La sensibilidad del panel es otro de los detalles a destacar en esta toma de contacto, y es que responde a las mil maravillas a pesar de haber sido montado de un modo tan peculiar para no repercutir en el grosor del dispositivo.

Todavía queda mucho por contar sobre esta tablet, y lo haremos en los próximos días, cuando publiquemos el análisis de iPad Mini, hasta entonces sirvan estas pocas palabras, y sobre todo estas imágenes para que os hagais una idea de lo que tiene que ofrecer el más pequeño de los iPads… o el más grande de los iPods.

Acerca de Luis Coves

Designer.Gamer. Geek. Lazy. Home chef. Xboxliver. Dirijo Hercios.es y cuando me acuerdo escribo sobre tecnología y Gaming.