Microsoft se queda sola con Windows RT

Windows 8 y Windows RT tienen aproximadamente un año. Durante de este tiempo las dos versiones del sistema operativo de Microsoft en función de la plataforma (x86/ARM) han recibido múltiples actualizaciones, han ganado funcionalidad y base de usuarios, pero no en igual proporción. Windows RT se prometía como la alternativa para dispositivos móviles (léase, tablets) más completa del mercado frente a sus rivales, Android e iOS, con un gran soporte por parte de Microsoft y también de múltiples fabricantes, que parecían volcados por conseguir tablets más funcionales que pudiesen ofrecer al usuario algo más que los ecosistemas competidores. Sin embargo Windows RT no cumple comercialmente, y eso se ha reflejado en un abandono general del sistema operativo por parte de la mayoría de compañías que hasta no hace mucho parecían entusiasmadas.

Surface 2 BW

Desde hace meses, Microsoft se está desangrando en lo que se refiere a apoyos para Windows RT, ya que han sido muchos los fabricantes que se han desmarcado de la plataforma y han dejado de producir y planear nuevos dispositivos con el S.O para ARM debido a unas cifras de venta extremadamente bajas y una promoción virtualmente inexistente. Acer, Asus, o Lenovo entre otras, que habían brindado sus pulgares en alto a la obra de Microsoft, de repente se retiraron dejando cada vez menos jugadores apostando fuerte por la mano de Microsoft. Ayer los medios especializados explotaban cuando Dell anunciaba un cese en la venta de su único producto con Windows RT, el XPS 10 (Nota: algunos rumores a puntan a que Dell todavía planea lanzar un nuevo producto WinRT) dejando a Microsoft totalmente sola como único fabricante de dispositivos con su sistema operativo. En estos momentos, una única línea de productos Windows RT sigue viva en el mercado, y es Surface, cuya segunda generación está anunciada para el próximo 22 de octubre.

Cierto es que muchos son los rumores y filtraciones que apuntan a que Nokia también podría entrar en juego produciendo una tablet Windows RT compacta, que incluso ya tendría un nombre, Lumia 2520, pero teniendo en cuenta la reciente adquisición de la división de dispositivos móviles de Nokia por parte de la compañía de Redmond, esta posible tablet también llegaría de la mano de Microsoft.

¿Es Windows RT un fracaso? lo cierto es que tras un año Windows 8 es un sistema operativo en plena evolución, con el apoyo de muchos desarrolladores de software y con un gran potencial de cara al futuro inmediato, pero su hermano para plataformas ARM se ha quedado desafortunadamente muy corto, no por sus capacidades en sí, sino por la falta de desarrolladores dispuestos a programar o portar sus aplicaciones o programas a esta versión. En lo referente a la navegación web, Windows RT solo tiene una opción, nos guste o no, y esa es Internet Explorer 10 (y 11, para Windows RT 8.1) En cuanto a suites de reproducción multimedia también nos vemos limitados, y es que aplicaciones tan populares y utilizadas como VLC o iTunes no cuentan con versión ARM, y tenemos que conformarnos con las “sencillas” apps preinstaladas. Windows RT llegó muy tarde a la lucha y como consecuencia muchos han optado por ignorarlo, dejándolo huérfano de aplicaciones que de otro modo se habrían convertido en indispensables en el sistema. Todos los sistemas operativos tienen “taras” o pequeños defectos cuando son lanzados, que se van puliendo con el tiempo, pero desafortunadamente, para la llegada de Wnidows RT, sus rivales ya habían evolucionado, se habían corregido y perfeccionado.

No obstante, el software no es el único motivo por el que las ventas de tablets Windows RT parecen no despegar; al margen de lo adecuado o no de seguir integrando el escritorio en esta versión de Windows, algo que muchos han discutido largo y tendido, la impopularidad de los dispositivos RT es también un efecto directo de la popularidad de las tablets Android y cuatro generaciones de iPad, todos profundamente arraigados en el mercado y hasta en el vocabulario de los consumidores. Por poner un ejemplo claro, iPad es a las tablets lo que Nintendo en su momento y “la Play” ahora mismo son a los videojuegos; los que no tengan un especial interés en la tecnología es bastante probable que se refieran a las tablets, como conjunto, utilizando el nombre del dispositivo de Apple. Esta llegada tardía y unos precios relativamente altos, han contribuido a que el grueso de consumidores hayan sentido recelo hacia Windows RT a la hora de comprar una tablet.

El futuro de Windows RT depende hoy por hoy de la pericia de Microsoft para comercializar Surface, único caballo de batalla que la firma puede emplear frente a sus feroces competidores. Si la segunda generación de Surface y la fabulada tablet de Nokia son o no un caballo de troya efectivo para Windows RT, solo el tiempo lo dirá. Como usuario de una Surface RT solo puedo compartir mi experiencia personal, y decir que a pesar de que echo de menos muchas cosas que otros ecosistemas sí me ofrecían, ahora mismo no sería capaz de abandonar la plataforma y volver a Android, o iOS, en parte por el hardware, y en una gran parte por Windows RT.

Acerca de Luis Coves

Designer.Gamer. Geek. Lazy. Home chef. Xboxliver. Dirijo Hercios.es y cuando me acuerdo escribo sobre tecnología y Gaming.