Samsung Galaxy S5: repitiendo la receta del éxito

Glam_Galaxy-S5_Group

Después de muchas filtraciones y de secretos mal guardados (o muy bien excavados) el nuevo Flagship de la compañía Coreana Samsung ha hecho su aparición oficial. El nuevo Galaxy S5 llega con hardware de bandera haciendo suya una máxima de gran importancia: “si no está roto, no lo arregles”. Con un aspecto de evidente herencia (Galaxy S3 y S4) el buque insignia del fabricante asiático hace su aparición repitiendo los patrones sentados por la generación que expira. Galaxy S5 resulta muy similar estéticamente a sus predecesores, y mejora en puntos clave para volver a llevar a esta familia de smartphones al puesto más destacado de la vanguardia tecnológica con un espectacular procesador a 2.5GHz y nuevos sensores para equipararse a la competencia (léase: Apple)

Samsung lo ha hecho como se esperaba; sin alardes en el diseño, la quinta evolución de Galaxy S se muestra muy familiar, con frontal y carcasa posterior que se asemejan a la evolución previa, pero más elaborado, al optar por un acabado satinado en lugar de un gloss con aspecto menos trabajado. Manteniendo unas dimensiones similares a las de S4, con un diseño estilizado, marcos delgados y el ya habitual frontal con un botón físico y dos soft-buttons capacitivos a sus flancos, Galaxy S5 resulta elegante, y transmite las mismas sensaciones de calidad que se intuían en la primera generación de la serie. La parte trasera rompe con la sobriedad del frontal, y se compone de una carcasa que de algún modo recuerda al ya poco recurrido tacto goma, con un look satinado muy interesante e indentaciones estilo “pelota de golf” que le otorga un aire más deportivo.

En cuanto a dimensiones, Galaxy S5 se queda en unas medidas bastante contenidas dada la diagonal de pantalla, con 142×72.5 milímetros, ligeramente más grande que su predecesor, y un perfil de 8.1 milímetros, todo con un peso tan solo 15 gramos por encima de Galaxy S5, 145 gramos, nada exagerado para un conjunto de más de 5 pulgadas.

El corazón de la bestia

Especificaciones completas
  • SoC: Snapdragon Quad-core 2.5GHz
  • RAM: 2GB DDR3 LP
  • Pantalla: 5.1 Pulgadas FullHD Super AMOLED 432ppp
  • Almacenamiento: 16GB/32GB/ interno + slot MicroSDXC
  • Conectividad*:2.5G (GSM/ GPRS/ EDGE): 850 / 900 / 1800 / 1900 MHz 3G (HSPA+ 42Mbps): 850 / 900 / 1900 / 2100 MHz 4G (LTE). Bluetooth 4.0, Wi-Fi a/b/g/n/ac con MIMO.
  • Cámaras: 16 Megapíxeles trasera | 2.1 Megapíxeles delantera
  • SO: Android Kit Kat 4.4 con TouchWiz
  • Batería: 2.800mAh
  • Sensores:Acelerómetro, Luz, Brújula digital, Sensor de proximidad, Giroscopio, Lector de huella dactilar, sensor de ritmo cardiaco
  • Dimensiones: 142 x 72.5 x 8.1 mm
  • Peso:145 gramos
tweet

Si en algo destaca Galaxy S5, tras la gran semejanza física con los modelos anteriores de la familia, es en la base que hace que todo se mueva. El nuevo smartphone de Samsung incorpora un SoC con CPU de 4 núcleos que funcionan a la friolera de 2.5GHz, junto a 2GB de memoria RAM, que alimentan un panel Super AMOLED FullHD (1920×1080) de 5,1 pulgadas que se queda ligeramente por debajo de los 432 pixels por pulgada en definición. Samsung promete que la pantalla ofrece una gama de colores más aimplia, una curva de contraste optimizada, y un brillo de 500cd/m2 para mejorar su visionado en condiciones de luz muy alta.

Este combo de hardware hambriento de energía se alimentará con una nueva batería de 2.800 miliamperios, que de acuerdo con el fabricante proporcionará hasta un 20% más de autonomía trabajando junto al nuevo modo de ahorro de energía, regalando hasta un total de 10 horas de navegación web sobre redes LTE, y nada menos que 12 horas de reproducción de video, cifra que sin duda se alcanza en parte gracias al menor consumo de los paneles AMOLED, capaces de apagar, literalmente, píxeles individuales cuando muestran un color negro. La autonomía en conversación es de 21 horas como máximo, y hasta 390 horas (más de 2 semanas) en reposo.

SM-G900F_charcoal BLACK_10

Pero más importante que la potencia bruta del procesador son quizás las nuevas incorporaciones, que hacen de este smartphone algo más que una simple evolución de su predecesor. Tras los pasos de Apple, Samsung ha decidido integrar un lector de huellas digitales en su nuevo flagship. Sin embargo, al contrario que la unidad que incluye iPhone 5S, que podemos encontrar en un botón dedicado, Samsung Galaxy S5 incluye la tecnología en la propia pantalla, de modo que no cambia en absoluto la estética y el diseño del teléfono. Este lector dactilar nos permite desbloquear el terminal, pero también acceder a funciones de seguridad, como pagos, administración de detalles sensibles, así como a una sesión privada en el sistema operativo, a la que solo podremos llegar con una huella registrada.

Captura de imagen

La capacidad de un smartphone para capturar fotos y videos es cada vez más importante para el usuario común, y Galaxy S5 se mueve también en esta dirección, con una nueva cámara principal que incluye un sensor de 16Megapíxeles y un procesador de imagen dedicado que permite una espectacular velocidad de enfoque de tan solo 3 décimas de segundo. Este es el tiempo que transcurre desde que presionamos el obturador hasta que la captura se ha guardado en la memoria del teléfono, y que propiciará que no nos volvamos a perder una toma por rápido que suceda.

La cámara principal incluye además la posibilidad de sacar fotos y video con HDR, así como utilizar enfoque selectivo, que nos permite jugar con el depth-of-field, o campos de profundidad, para mantener un área concreta de la toma dentro del enfoque y conseguir imágenes con el fondo desenfocado que hasta que Nokia lanzó PureView no creíamos posibles en un smartphone.

Conectividad y Redes

Galaxy S5 cuenta con hardware LTE, como es de esperar, para las descargas más rápidas a través de banda ancha móvil, pero también integra conectividad Wi-Fi 802.11ac con MIMO, para mejorar el ancho de banda total que obtenemos a través de redes inalámbricas. Samsung ha complementado estas dos tecnologías inalámbricas con un software de optimización que ha llamado Download Booster, que nos permitirá aprovechar el máximo ancho de banda de la red para acelerar las descargas de archivos.

En el campo de las conexiones físicas del terminal, el smartphone cuenta con el habitual jack estéreo de 3.5 milímetros para la conexión de headsets y auriculares como los presentados por Samsung dentro de la gama SOUND, que serán presentados en profundidad mañana. El puerto de carga y transferencia de datos de la unidad es el habitual Micro USB, aunque en esta ocasión por fin han tomado en consideración las peticiones, recomendaciones y sugerencias de los usuarios, y se han decidido por USB 3.0, que ofrecerá un ancho de banda muy superior y en teoría, si la memoria flash utilizada lo soporta, unas tasas de transferencia sustancialmente más altas.

La salud y el fitness también tienen un lugar especial

¿Qué podemos hacer que a Apple no se le haya ocurrido? pensaban los ingenieros de Samsung mientras ideaban el último Galaxy S. La respuesta ha sido incluir un sensor de ritmo cardiaco en la carcasa trasera del terminal, de modo que podamos tener acceso a la función con tan solo colocar el dedo índice naturalmente en la parte posterior del smartphone, lo que resulta bastante curioso (aunque se me antoja supérfluo) y permitiría una mayor interacción con un accesorio que la compañía también ha presentado en este Mobile World Congress, el Samsung Gear Fit, la primera pulsera deportiva del fabricante coreano y su segundo intento en el mercado de las prendas conectadas, que integra una pantalla curva Super AMOLED de 1.84 pulgadas y nos permite monitorizar nuestra actividad física conectándose a nuestro smartphone.

sensor cardiaco

La pulsera integra un podómetro, giroscopio, acelerómetro y monitor cardiaco (adicional al incluido en el teléfono) y muchas herramientas que los más aficionados a este tipo de dispositivo ya conocerán de sobra y que ayudan a la hora de mantenerse activo de manera regular a través del software S-Health 3.0 incluido en Galaxy S5, que permite mantener un registro de nuestros hábitos al practicar deporte y proporciona más herramientas conectadas para ajustar nuestras rutinas y mejorar la actividad.

Certificación IP67, S5 se atreve con todo

Por si fuera poco, Samsung ha diseñado Galaxy S5 no solo para durar, sino para ser duro, consiguiendo la certificación IP67 que loa credita como resistente al agua y al polvo, algo de gran importancia si pretenden que se convierta en un accesorio deportivo junto a su pulsera Gear Fit. Aunque como la propia Samsung avisa, Galaxy S5 no es sumergible, sí es resistente a salpicaduras, chorreones, o breves caidas accidentales en contenidos acuosos.

Samsung lanzará Galaxy S5 durante el mes de abril en 150 paises, con el apoyo de la mayoría de grandes operadoras de telefonía móvil tanto en Norteamérica como en Europa y Asia. El teléfono se comercializará en cuatro colores distintos: Negro carbón, Blanco brillante, Azul eléctrico y Oro “cobrizo”, y opciones de almacenamiento de 16/32GB internos, con una ranura MicroSD hasta 64GB.

Acerca de Luis Coves

Designer.Gamer. Geek. Lazy. Home chef. Xboxliver. Dirijo Hercios.es y cuando me acuerdo escribo sobre tecnología y Gaming.