HTC One (M8)

HTC-One-M8_Gunmetal_Gold

HTC ha presentado en sociedad al último miembro de su catálogo de smartphones, el renovado HTC One, al que para diferenciar de su predecsor ha añadido la coletilla M8, eso sí, entre paréntesis. Y es que un cambio de nombre para un terminal que recuerda tanto a su modelo anterior carece de mucho sentido, porque si hay algo que destaca de este nuevo HTC One es que su diseño es virtualmente idéntico a la versión previa, con algunos ajustes para adecuarlo a su nuevo tamaño con media pulgada más de pantalla y las nuevas características que la compañía ha incluido en el que, hasta la fecha, es el smartphone más avanzado que han producido.

Llega como uno de los terminales estrella de 2014, con hardware muy avanzado, actualizaciones muy convenientes sobre el modelo 2013 y muchas ganas de comerse el mercado. HTC One M8 conserva el diseño icónico de su predecesor, y lo actualiza con unas líneas más suaves y un perfil más delgado con bordes menos pronunciados, que abraza una pantalla de 5 pulgadas con resolución FullHD 1080p (441ppp), algo más pequeña que la de terminales de la competencia como Samsung Galaxy S5 (5,1″) o Sony Xperia Z2 (5,2″). El terminal, a pesar de incorporar un display de mayores dimensiones, tiene un tamaño relativamente contenido, gracias a unos márgenes laterales muy estrechos, y un grosor apenas medio milímetro por encima de HTC One (M7), aunque se va a unos contundentes 160 gramos de peso, en parte porque la compañía ha preferido deshechar materiales plásticos y se ha decantado por un chasis y una espectacular carcasa de metal pulido, que remarcan el carácter sobrio del diseño y destacan la alta calidad de la construcción.

HTC ha querido ampliar la oferta estética para este nuevo M8 con 3 opciones distintas: el clásico, con un color metalizado en acabado pulido, un modelo gris oscuro con aspecto de metal cepillado, y por supuesto, una versión en color dorado/champagne satinado con el que la firma repite tras debutar en el modelo anterior este pasado mes de noviembre.

Hardware espectacular

Si hay una palabra que define al nuevo HTC One M8 por dentro es vanguardia; HTC se ha preocupado por llevar a su nuevo buque insignia componentes de primera calidad, y ha empezado por integrar un SoC Qualcomm Snapdragon 801 que se presentó este mismo mes de febrero, con una CPU quad-core a 2.3GHz que quita el hipo, y que incluye características únicas que permiten interactuar con el teléfono de un modo más completo, incluyendo el ya extendido “doble-tap” en la pantalla para reactivarla después de entrar en reposo, sin tener que recurrir al botón de desbloqueo.

HTC-One-M8_PerLandscape_GunMetal

En lo referente a memoria RAM, se han incluido 2GB de memoria DDR2, algo estándar para smartphones (que no phablets) de gama alta, y se han aplicado las opciones básicas de almacenamiento interno, con 16 o 32GB de capacidad, aunque en esta ocasión (y resulta todo un acierto) se ha añadido un slot para tarjetas MicroSDXC con soporte para unidades de hasta 128GB adicionales. Junto a estas características básicas, nos encontramos el set de sensores habituales, como el de proximidad, que apagará o encenderá la pantalla en función de si acercamos el teléfono a nuestra cara; de luz ambiental para ajustar el brillo del display automáticamente; giroscopio y acelerómetro, y barómetro. Todo esto se alimenta con una batería de 2.600mAh que desafortunadamente no es extraible, y por lo tanto no se puede intercambiar en caso de fallo sin tener que recurrir al servicio técnico.

En cuanto a las comunicaciones el nuevo One incluye soporte para redes LTE, como es de esperar, y un módulo Wi-Fi compatible con la última especificación 802.11ac, funcionando tanto en la banda de 2.4 como 5GHz. GPS, Bluetooth 4.0 y hardware de comunicaciones NFC completan el segmento de conectividad inalámbrica del terminal.

Ultrapixel sí, Ultrapixel no

Una de las características más discutidas del anterior HTC One fue su cámara “Ultrapixel”; esta incluía un sensor con píxeles de mayor tamaño, en teoría capaces de captar mucha más luz (hasta un 300% más) que otros sensores, permitiendo al usuario “ver en la oscuridad”, o lo que es lo mismo (por el baremo de HTC) sacar fotografías nocturnas con mucho más detalle. En la práctica, la limitación del sensor, que ofrecía una resolución efectiva de 4 Megapíxeles, y la cantidad de ruido que se obtenía en las escenas con poca iluminación hicieron que esta característica no destacase como HTC deseaba, y de hecho fue uno de los puntos débiles de un terminal que destacaba por muchos motivos.

HTC repite la fórmula fatídica integrando una cámara “Ultrapixel” en la parte trasera de HTC One M8, pero en esta ocasión ha querido asegurarse de tener otro as en la manga; este as es una segunda cámara en la parte trasera, que servirá muchos propósitos. Primero a por lo básico, HTC One M8 incorpora un sensor Ultrapixel muy similar (si no idéntico) al del modelo anterior, con puntos físicos de 2nanómetros, una resolución efectiva de 4 Megapixels y una apertura f/2.0, y todo el conjunto es tremendamente rápido en el enfoque gracias al trabajo del chip Snapdragon 801, y a la segunda cámara trasera. La Duo Camera del nuevo One ofrece muchas posibilidades artísticas al usuario tanto a la hora de capturar imagen como en el momento de editar, o aplicar efectos de post-procesado. Gracias al sensor complementario, el software del teléfono adquiere una “percepción de profundidad”, lo que nos permite reenfocar la toma incluso después de haberla guardado, como sucedía con la ya casi olvidada cámara Lytro, aunque con un acercamiento muy distinto al de esta. Para que esto sea posible, el software de captura tiene un “buffer”, que usa para almacenar los 10 segundos previos a que presionemos el obturador. Además del reenfoque, la segunda cámara también nos permite jugar con la perspectiva, creando capturas pseudo-3D que podemos manipular desde el propio terminal.

En el frontal nos encontraremos también una cámara para comunicaciones, que curiosamente tiene más resolución que el de las cámaras traseras, con un sensor retroiluminado de 5 Megapíxeles, perfecta para videollamadas y, por qué no, “fotos de espejo de baño” o como se las conoce ahora popularmente, selfies.

Software

La última estrella del catálogo de HTC funciona bajo Android Kit Kat (4.4.2) e incluye la capa de personalización HTC Sense 6, que introduce ligeros cambios con respecto a versiones anteriores, pero mantiene las funciones habituales como Blinkfeed, la homescreen de HTC que nos mantiene al día con nuestras fuentes RSS, redes sociales, resultados de eventos deportivos, y también nos ofrece información de aplicaciones y servicios como Fitbit o Foursquare.

Regresan también otras aplicaciones como HTC Zoe, que nos permite tomar secuencias de fotos en ráfaga, o pequeños clips de video, o Sense TV, que añade la funcionalidad de mando a distancia interactivo para múltiples dispositivos a través del emisor de infrarrojos integrado en el terminal. Por supuesto, el nuevo HTC One también tiene acceso a Google Play Store, pero además se han anunciado Ediciones Google, que llevarán Android 4.4 de stock y recibirán actualizaciones directamente desde Google, siendo en teoría los primeros en poder disfrutar de las nuevas versiones del sistema operativo móvil.

Disponibilidad

HTC se ha tomado en serio este lanzamiento; el nuevo One estará disponible en más de 100 países de todo el mundo, y a través de 230 operadoras móviles diferentes, pudiendo encontrarse desde ya en Estados Unidos y Canadá. En nuestro país, HTC One (M8) llegará a mediados del mes de abril con un precio de venta al público de 729 Euros con impuestos incluidos, sin ninguna vinculación con operadoras. Este precio lo coloca en el mismo abanico que sus competidores directos, Samsung Galaxy S5, Sony Xperia Z2 o incluso Apple iPhone 5S.

Acerca de Luis Coves

Designer.Gamer. Geek. Lazy. Home chef. Xboxliver. Dirijo Hercios.es y cuando me acuerdo escribo sobre tecnología y Gaming.