Esta es la Xbox ONE

Ya es oficial; Microsoft ha desvelado la próxima generación de consolas X y podemos contároslo. La nueva Xbox ONE se ha presentado durante el evento que está teniendo lugar en Redmond dejando boquiabiertos a propios y extraños. Esta nueva generación de consolas, convierte tus gestos y tu voz en el centro de control de todo el sistema de entretanamiento, que incluye juegos, televisión e Internet en un único dispositivo. Os detallamos lo más importante que conocemos hasta ahora del sistema:

Xbox One side

Especificaciones técnicas

Efectivamente, tal y como adelantaba la máquina de los rumores Xbox ONE monta un procesador no tan parecido al de su rival, Playstation 4. Microsoft ha creado un “SoC” o Chip todo en uno que integra CPU+GPU+ESRAM de gran ancho de banda. La CPU de 8 núcleos a 1.6GHz ofrece al sistema una capacidad de procesamiento mucho mayor que la generación actual (sí, todavía hablamos de 360, PS3 y Wii U) Junto a este procesador encontramos nada menos que 8GB de memoria RAM que junto a la memoria embedida en el chip ofrecerá a la consola un gran ancho de banda para comunicar todos los componentes.

Xbox ONE (14)

Finalmente parece que Microsfot se ha rendido a la evidencia, ya que ha actualizado la unidad lectora al sistema Blu-ray, en lo que supone todo un espaldarazo para el formato propietario de Sony. Pero no se ha quedado ahí la cosa, ya que se incluye de serie un disco duro de 500GB, así como lo último en conectividad, como es Wi-Fi direct, puertos USB 3.0 y como no, HDMI 1.4.

Kinect

Xbox One Kinect Front

Kinect será una parte integral y obligatoria de Xbox ONE aunque no en su estado original. La nueva versión de Kinect, está mucho más evolucionado que su predecesor, y cuenta con sensores de mayor resolución para poder capturar no sólo los movimientos básicos de nuestras extremidades, sino también para tener una visión “más clara” de nuestro rostro, y poder mantener monitorizados a más jugadores simultáneamente.

De hecho, se podría decir que se convierte en el “cerebro del equipo”, puesto que se convierte en la forma natural de control de todo el sistema. Como en los últimos televisores de Samsung, podrás controlar tu Xbox ONE simplemente con la voz. Pero es que Microsfot ha ido más allá, y gracias a Kinect podrás también controlar todo el sistema con simples gestos. Acciones como cambiar de canal en la televisión, arrancar el navegador de Internet en modo “Snap Mode” mientras simultáneamente echas una partida o contestar una llamada de Skype, lo podrás hacer con un simple movimiento de manos. Todo de forma instantánea y sin la más mínima ralentización.

Dashboard y Xbox Live

El Dashboard de Xbox One sufre cambios evidentes con respecto a la versión actual. Su aspecto, similar pero más estilizado y con mayor influencia de otras plataformas (WP8/W8) es más rápido y versátil, y nos permite personalizar la experiencia de uso al más mínimo detalle. Kinect nos reconoce al encender la consola e inmediatamente nos traslada hasta nuestra homescreen personal, adaptada a nuestros gustos gracias a que guarda un registro con nuestra actividad. Navegar por el menú es más sencillo que nunca utilizando los comandos de voz, que ahora son más libres y nos permitirán en teoría controlar al 100% la máquina sin utilizar el mando de control, que parece una evolución natural del mando de Xbox 360.

Xbox Live será MUCHO más grande que ahora. Más de 300.000 servidores servirán de apoyo para que la experiencia se convierta en algo mastodóntico. Matchmaking con muchos más jugadores, mundos persistentes como el de Destiny, y muchas más herramientas al servicio de los desarrolladores. Xbox Live será además una plataforma multimedia, con retransmisión de eventos, Video bajo demanda y televisión completa gracias a una guía especialmente diseñada para adaptarse al usuario, que podrá utilizarla, habeis adivinado, con Kinect.

Muchas más cosas en Live cambiarán con la nueva generación. El sistema de logros por ejemplo se actualizará, expandiéndose con distintas funciones como la captura instantánea de vídeo cuando conseguimos un logro, para poder “inmortalizarlo” en todo su esplendor. De acuerdo con el panel presentado por Larry Hryb, jefe de programación de XBLive tras la presentación, el sistema será flexible, permitiendo al desarrollador ajustar la manera en la que funcionan los logros de sus juegos, pudiendo incluso añadir nuevos logros sobre la marcha.

Sistema

Xbox One es una consola siempre preparada; siempre que hablemos a Kinect, el sistema responderá instantáneamente incluso si está “apagado”, o en cualquier caso en estado de reposo. No se requiere internet de manera obligatoria, pero sí es una parte muy importante del ecosistema, que sí requerirá que Kinect esté conectado para poder funcionar correctamente. Los mandos dejarán de utilizar la tecnologái RF 2.4GHz propietaria de Microsoft y se conectarán mediante Wi-Fi Direct, lo que podría mejorar bastante la autonomía de la batería, que llevarán incluida de serie al contrario que los mandos actuales.

Los juegos tendrán instalaciones obligatorias antes de jugar, y se asociarán automáticamente con nuestra cuenta de Xbox Live. Se dice que esto minaría el uso en una segunda cuenta/consola, pero de acuerdo con las declaraciones oficiales de Microsoft, el mercado de segunda mano seguirá siendo posible con Xbox One. En cualquier caso, las primeras informaciones aseguran que se podrá jugar mientras los juegos se instalan en el disco duro, de 500GB, sin tener que esperar y pudiendo suspender y reanudar el juego en cualquier momento.

Snap On Xbox One

Y es que la multitarea es otro punto extremadamente importante en Xbox One. Podremos cambiar de aplicación en aplicación de un modo realmente rápido, sin esperas, e incluso podremos ejecutar dos simultáneamente con la función “Snap On“, un clon de la función homóloga de Windows 8 que nos permite poner dos aplicaciones con interfaz Modern UI una junto a la otra.

Acerca de Andres Cainzos

Blogger especializado en Alta Definición y equipamiento Hi-Fi.Apasionado de la tecnología .http://about.me/andres.cainzos