Microsoft elimina el restrictivo DRM de Xbox One

Xbox One NO DRM

Muy pocas veces la presión popular ha conseguido que una compañia del tamaño de Microsoft de marcha atrás en alguna decisión polémica, pero afortunadamente para millones de fans de la consola de la firma estadounidense esta vez las críticas no han caido en saco roto y han hecho cambiar de opinión al gigante con respecto a la restrictiva política seguida con Xbox One.

Microsoft acaba de anunciar a través del presidente de la división de entretenimiento electrónico Don Mattrick, la revocación de la práctica totalidad de medidas “de seguridad” que han resultado tan polémicas en las últimas semanas. Para los que no recordeis de qué estamos hablando, haré un resumen breve del DRM que en un principio estaría presente en Xbox One desde su lanzamiento:

  • Los juegos contarían con licencias únicas: para jugar en una consola antes ha de asociarse el título con esta y con la cuenta de usuario principal, haciendo imposible que el juego funcione en otro sistema como lo hacen los de la actual generación.

  • La revocación de licencia sólo se puede hacer desde un distribuidor: Microsoft avisó que sólo se podría cambiar o vender los juegos a través de una tienda autorizada, que debería revocar la licencia asociada con nuestra consola. Esta medida sólo se aplicaría en principio a juegos desarrollados por Microsoft Studio, dejando la decisión a las 3rd parties de permitir o no la segunda mano en sus títulos.

  • Xbox One requeriría conexión obligatoria: al menos una vez al día, la consola debería conectarse a los servidores de Microsoft a fin de comprobar que todavía somos los legítimos poseedores de las licencias que utilizamos en nuestro sistema, dejando inservible la máquina para usuarios que no tienen una conexión de banda ancha.

El comunicado ofrecido por Microsoft mediante la página oficial de noticias Xbox Wire a través de Don Mattrick es absolutamente esclarecedor: todas las medidas polémicas han sido desechadas, permitiendo que Xbox One sea un sistema más “tradicional” y mucho más parecido a su competidora, Sony Playstation 4.

Desde que desvelamos nuestros planes para Xbox One, mi equipo y yo hemos oido directamente de muchos de vosotros, hemos leido vuestros comentarios y escuchado vuestras reacciones. Me gustaría aprovechar la oportunidad hoy para agradeceros vuestra asistencia y ayuda para reestructurar el futuro de Xbox One.Nos habeis dicho lo mucho que os gusta la flexibilidad que teneis hoy con juegos en disco. La capacidad de prestar, compartir y revender estos juegos a vuestra voluntad es de increible importancia [sic] para vosotros. También os resulta importante la libertad para jugar offline, durante cualquier periodo de tiempo, en cualquier lugar del mundo.Así que, hoy anuncio los siguientes cambios para Xbox One y cómo podeis jugar, compartir, prestar y revender vuestros juegos exactamente como haceis hoy en Xbox 360.-Don Mattrick. Presidente de la división de entretenimiento electrónico de Microsoft tweet

Cambios en la política de DRM

  • Una conexión a internet no será requerida para jugar offline a títulos de Xbox One – Después de una configuración de sistema única en una nueva consola, podreis jugar cualquier juego en disco sin tener que conectaros online nunca más. No hay un requerimiento de conexión cada 24 horas y podeis llevaros vuestra Xbox One a cualquier sitio y jugar, igual que en Xbox 360.

  • Cambiar, prestar, revender, regalar o alquilar juegos en disco como haceis hoy – No habrá limitaciones a la hora de usar y compartir juegos; funcionará como funciona hoy Xbox 360.

Asímismo estos cambios afectan también de un modo similar a los juegos en descarga (Games on Demand) disponibles desde los servidores de Xbox Live el día de lanzamiento. Estos juegos descargados podrán ser jugados offline sin ningún límite de tiempo. Los juegos de Xbox One funcionarán en cualquier consola, sin restricciones de región. Aunque es una gran noticia, no se especifica si los juegos en disco gozarán de esta misma ventaja, o por el contrario estarán bloqueados por zona como ocurre hoy en día con los títulos de algunas desarrolladoras como Electronic Arts.

Los juegos descargados, no obstante, y como dicta la lógica, no podrán ser compartidos o revendidos, algo que sin duda es un contratiempo derivado de la falta de comprobación de licencias online, aunque parece un precio bastante justo a pagar por la libertad que estos cambios implican.

Microsoft ha confirmado también que los juegos en disco deberán permanecer en la unidad lectora para poder ser utilizados, y no podrá jugarse a ningún juego tradicional aunque esté instalado en la unidad de almacenamiento sin insertar primero el disco original correspondiente, algo que también podría ser consecuencia de este cambio de política, y que nuevamente parece una nimiedad en comparación con las ventajas.

Este cambio de rumbo no viene sin un coste, como se puede apreciar, ni tampoco estará libre de “molestias” para el usuario. Para que las nuevas políticas de DRM tomen efecto en el sistema habrá que aplicar una actualización antes de utilizarlo, pues aparentemente las consolas ya estarían en producción y no habría margen para modificar el firmware instalado en las unidades. Del mismo modo desaparece la opción de “llevarte a cualquier sitio” tus juegos, pues al no validarse una licencia única por juego hay que probar los derechos que tengamos sobre este usando su correspondiente disco. La “librería de juegos” compartida que se planeaba tampoco estará disponible de acuerdo con Marc Whitten, Vicepresidente de Xbox Live, al menos no en la fecha de lanzamiento.

Lo de hoy es una muestra evidente de que los consumidores tenemos en nuestras manos el poder para que las compañías, hasta no hace mucho frías y lejanas, tomen en cuenta nuestra opinión y mejoren sus productos y servicios basándose en lo que su base de usuarios desea. Ahora sólo queda reflexionar: ¿Victoria o estrategia maquiavélica?

Acerca de Luis Coves

Designer.Gamer. Geek. Lazy. Home chef. Xboxliver. Dirijo Hercios.es y cuando me acuerdo escribo sobre tecnología y Gaming.