Las unidades SSD alcanzan los 60 céntimos por Gigabyte

Photo Credit: UWW ResNet via Compfight cc
Photo Credit: UWW ResNet via Compfight cc

El disco duro tradicional sigue siendo el medio preferido de almacenamiento para los consumidores, tanto por su bajo precio, recuperándose de la catástrofe de las inundaciones tailandesas de 2011, como por su capacidad de almacenamiento que ya llega a los 4 Terabytes por unidad. Sin embargo la evolución de precio en los dispositivos de almacenamiento sólido está creando un cambio de tendencia en este sentido, y los SSD han cobrado una importancia de la que carecían hace dos años gracias a precios que ya bajan de 60 céntimos de euro por cada GB.

Durante 2012 los analistas predijeron — y acertaron — que este tipo de discos experimentarían rebajas radicales en su precio gracias a unos costes de producción cada día más económicos, y se situarían por debajo de 1 dólar por cada Gigabyte de capacidad disponible, etiqueta que ha propiciado junto a las nuevas plataformas móviles como Ultrabooks que las ventas se hayan duplicado en 2012 con respecto al año anterior, tendencia que según los analistas se mantendrá en 2013, doblando de nuevo el número de unidades distribuidas durante el año fiscal.

Esta bonanza comercial provoca a su vez que el precio de las unidades siga bajando, alcanzando ya cifras muy razonables con respecto a 2011 e incluso 2012. Haciendo un rápido escrutinio por los principales minoristas en España se refleja un descenso medio del 18% en modelos seleccionados. Este descenso es en parte causado por la aparición de los dispositivos fabricados con arquitectura TLC (Triple-Level Cell) que almacenan tres bits por cada celda (en lugar de 2 en los modelos MLC, o 1 en los más caros, los SSD SLC) y tienen un rendimiento ligeramente inferior al de SSDs más avanzados. Este es el caso de la unidad con mejor relación almacenamiento-precio que hemos encontrado en el mercado, Samsung SSD 840 250GB, que hallando la media del barrido entre todos los distribuidores nos da una media de precio total de aproximadamente 149,75 Euros, o lo que es lo mismo, menos de 60 céntimos por cada Giga de almacenamiento disponible. La unidad de Samsung ofrece un rendimiento discreto en comparación con las bestias pardas de la categoría, con tasas de lectura anunciadas hasta 530MB/s (95.000 IOPS) y escritura secuencial hasta 240MB/s (44000 IOPS) pero a cambio se comercializa con un precio realmente contenido que lo hace muy atractivo para los usuarios que necesitan mejorar el comportamiento de su equipo sin invertir una cantidad desorbitada de recursos.

Samsung SSD 840 250GB progresion de precio

A modo de comparación, otras unidades de 256GB que llegaron al mercado antes que el modelo de la compañía coreana, gastaban a comienzos de 2012 etiquetas por encima de 1,40€/GB, o más de 360€ por dispositivo, lo que nos ofrece una perspectiva bastante clara del brutal descenso que ha experimentado este rapidísimo medio de almacenamiento en tan sólo un año, incluso teniendo en cuenta la diferencia de estructura, MLC en las unidades de 2012 y TLC en estos nuevos SSD de Samsung. La media por Gigabyte tiene una relación directa con la capacidad de almacenamiento del producto, ya que si descendemos de categoría hasta los 120/128GB nos encontramos con un precio medio de 0.67€/GB (Sandisk SDSSDP-128G-G25), mientras que esta cifra baja hasta un mínimo de 0.58€ si hablamos de SSDs de 500GB.

Si el almacenamiento sólido llegará o no algún día a ponerse al nivel de los tradicionales HDD con respecto al precio es algo que a día de hoy muy pocos se atreverían a predecir, pero si la tendencia continúa es posible que antes de que termine este 2013 veamos las primeras unidades que desciendan hasta los 50 céntimos de Euro por Gigabyte disponible. En cualquier caso este es un momento óptimo para hacerse con uno de estos dispositivos de almacenamiento, cuyas ventajas de uso frente al almacenamiento magnético bien valen una inversión mayor.

Acerca de Luis Coves

Designer.Gamer. Geek. Lazy. Home chef. Xboxliver. Dirijo Hercios.es y cuando me acuerdo escribo sobre tecnología y Gaming.