Los laptops del futuro harán desaparecer el trackpad

touchpad portatil

Convertible es el nombre técnico de esta nueva ola de ordenadores portátiles multiuso que desde hace tiempo están presentes en el mercado pero que en el último año han comenzado a tomar una mayor importancia gracias a la popularidad de las tablets. En este 2013 se está experimentando un enfoque especialmente marcado hacia este tipo de equipos, que en realidad siguen siendo meros “portátiles”, o Laptops, al menos en alguna de sus múltipes formas y poses.

Acer Aspire R7, Samsung ATIV Q; estos son los ordenadores portátiles del futuro, de un futuro bastante cercano y accesible que comenzamos a disfrutar ahora mismo. Estos equipos tienen una particularidad que se está comenzando a extender debido a la “estandarización” de una interfaz de entrada: las pantallas táctiles. Y es que la introducción de un método tan directo de interacción con nuestros ordenadores está motivando que los trackpads y touchpads que reinan en los laptops, notebooks y netbooks del mercado y que han evolucionado hasta convertirse en artefactos muy complejos, se queden en un segundo plano. Esto hace que se planteen una serie de dudas al respecto de su destino, que puede terminar en su extinción de cara a un futuro bastante probable.

Un poco de historia

Los touchpads llevan entre nosotros más de dos décadas. A comienzos de los años 80 el fabricante estadounidense Apollo Computers comenzó a incorporar un pequeño touchpad en los teclados de sus estaciones de trabajo de sobremesa, aunque no sería hasta la década de los 90 cuando comenzarían a integrarse en ordenadores portátiles como hoy los conocemos. En 1994 Cirque lanzaba su touchpad GlidePoint, cuya tecnología sería utilizada por la mismísima Apple en sus primeros Powerbook. El diseño de Cirque triunfó hasta que Synaptics fabricó y distribuyó su propia versión de estos dispositivos bajo el nombre con el que hoy se conocen popularmente este tipo de dispositivos de entrada, TouchPad. Si el nombre os resulta familiar es porque Synaptics es posiblemente el fabricante más grande de “Input Devices” para ordenadores portátiles en la actualidad, y sus productos se pueden encontrar en laptops de virtualmente todas las firmas importantes del mercado global.

Fastídiate Acer, Psion fue la primera en invertir el touchpad y el teclado. Psion MC400. Retrocosm
Fastídiate Acer, Psion fue la primera en invertir el touchpad y el teclado. Psion MC400. Retrocosm

Los touchpads se introdujeron en el mercado porque permitían su uso en circunstancias en las que el ratón era inútil, como cuando se carece de superficies planas en las que apoyarlo, y al estar pegados al teclado su uso era más natural, pues no habría que desplazar el brazo buscando el esquivo roedor con “bolita”. Gestos como el “doble tap”, tocar y arrastrar, y los más recientes heredados de dispositivos móviles como “Pinch to zoom” o incluso la rotación, son producto de una larga evolución en la que el usuario ha aprendido a convivir con estos paneles y los ha domado y doblegado a su voluntad (dependiendo de la pericia de cada uno, claro)

Caminando hacia un futuro más práctico

El que se haya “criado” con ordenadores de sobremesa como yo (generación ZX Spectrum) conocerá perfectamente el trauma que supone pasarse al trackpad de un ordenador portátil. Aunque acostumbrarse a este medio de entrada no es para nada difícil de cuando en cuando nos podemos sorprender alargando inconscientemente el brazo para alcanzar un raton inexistente. Al igual sucedió con la tecnología a la que aspiran a sustituir, las Touch Screen suponen un salto natural en la evolución de los dispositivos señaladores ya que permiten ser usados en circunstancias en los que un trackpad sería virtualmente ineficaz, como cuando sostenemos nuestro equipo en nuestras manos en vez de apoyarlo en alguna superficie, algo harto más fácil hoy en día gracias a la reducción de peso considerable que han experimentado. La generalización de las pantallas táctiles junto a los nuevos sistemas operativos optimizados para este tipo de input (nótese: Windows 8 y Modern UI) nos han provisto de una mayor libertad para aceder más rápidamente a cualquier función de nuestro ordenador. Como ocurre con los touchpads, la pantalla táctil también requiere de un periodo de aclimatación, sobre todo si uno es un “hardcore” del ratón, pero a cambio ofrece más precisión y lo que es más importante, inmediatez.

Microsoft ha optado por el clásico touchpad para Surface RT/Pro
Microsoft ha optado por el clásico touchpad para Surface RT/Pro

¿Por qué no tomar ventaja de eso? Parece que los fabricantes comienzan a comprender este concepto y se han puesto a trabajar en un catálogo comercial que se ajuste a las tendencias y necesidades modernas. Con permiso de la nipona Sony que ya cuenta con varios modelos en el mercado como Vaio Duo 11 que se ajustan a este nuevo paradigma, muchos son los fabricantes que están dibujando un futuro en el que los viejos “tapetes” pasan a un plano secundario, y prima el “contacto directo” de las Touchscreens. Samsung y Acer parecen habérselo tomado más en serio que otras y han comenzado a planear este viaje con dos sus Aspire R7 y ATIV Q, ambos presentados este año.

La taiwanesa Acer ha optado por un camino intermedio intentando satisfacer tanto a los fieles adeptos del trackpad como a los “fashionistas” y aficionados a las últimas modas. Aspire R7 es un convertible en toda regla; su forma más vanguardista lo convierte en una Tablet de gran tamaño, y con su bisagra doble de diseño propio puede adoptar otras formas, como la de portátil tradicional. En este modo contamos con un trackpad, pero curiosamente está situado detrás del teclado, pegado a la pantalla, lo que lo vuelve un tanto inútil en términos de usabilidad. Con otro gesto podemos colocar el display justo detrás del teclado, ocultando el otro medio de entrada y por lo tanto facilitando pasar de la escritura a la pantalla táctil muy cómodamente.

Acer Aspire R7 Laptop

Por su parte, Samsung ha preferido descartar directamente el vetusto TouchPad modificando el diseño del convertible ultraplano ATIV Q para que la pantalla quede inmediatamente “encima” del teclado, facilitando igual que el homólogo fabricado por Acer la transición entre escritura e interacción con el sistema operativo. No obstante, el fabricante coreano ha integrado un pequeñísimo TrackPoint en el medio del teclado para los usuarios más acostumbrados a los métodos de entrada tradicionales.

Samsung Ativ Q

A pesar de que se siguen buscando soluciones paralelas, como Razer con su impresionante Blade Pro que incorpora una pequeña pantalla LCD táctil a modo de touchpad, la tendencia es clara: a pesar de la insistencia de muchos fabricantes, entre los que destaca Apple con sus cada vez más grandes y evolucionados dispositivos de entrada que suplen la ausencia de paneles táctiles en sus ordenadores portátiles, el trackpad está perdiendo protagonismo en la que los profesionales se han empeñado en llamar “era Post PC”. Los convertibles son sin lugar a duda el reemplazo natural de los tradicionales laptops, y estos nuevos cacharros, vanguardia de la tecnología y muestra de lo que se convertirá en mainstream el día de mañana, nos proponen un futuro en el que un sencillo toque en un punto preciso de la pantalla sustituirá, probablemente, a lo que más de dos décadas de ordenadores portátiles con touchpads nos tenían acostumbrados. Vaya por delante que esto es una apreciación personal, pero preparaos, porque las nuevas generaciones podrían hablar de estos dispositivos señaladores en pasado.

Acerca de Luis Coves

Designer.Gamer. Geek. Lazy. Home chef. Xboxliver. Dirijo Hercios.es y cuando me acuerdo escribo sobre tecnología y Gaming.