Tarjetas SD UHS-I, ¿Qué equipo necesito?

Samsung SDXC UHS-I

Aunque a veces no nos demos cuenta los smartphones, las tablets y las consolas de videojuegos no son los únicos dispositivos que evolucionan. Si algo tienen en común todos los cacharros mencionados es que todos utilizan o pueden utilizar algún tipo de memoria flash como la que encontramos en las tarjetas SD (Secure Digital) Estas tarjetas de memoria también han experimentado una evolución y mejora con el paso del tiempo, siendo la última el “estándar” UHS-1. Existen distintos mitos y verdades a medias sobre este tipo de tarjetas que pueden llegar a confundir al usuario causando desconfianza. Hoy vamos a intentar aclarar qué parte de toda la información que circula por ahí es correcta, y cómo nos afecta si tenemos o planeamos adquirir una tarjeta SD o MicroSD UHS-1.

¿Qué es UHS-I?

Hay diferentes categorías que diferencian tipo de tarjeta SD por su velocidad potencial. La última categoría que se ha añadido a la especificación 3.01 del estándar Secure Digital, y sus siglas, UHS, significan Ultra High Speed. El bus UHS-I (su denominación correcta con una i capital en lugar de el numeral 1) es el más rápido disponible, y soporta una frecuencia de 100MHz, cuatro veces superior a la original, que se traduce en una velocidad de 50MB/s. Otra variante de la categoría UHS-I más avanzada soporta un bus de 208MHz, o hasta 104MB/s de velocidad de transferencia que en última instancia depende de las memorias NAND Flash utilizadas. Las tarjetas dentro de la categoría UHS-I son del tipo SDHC (de 4 a 32GB) y SDXC (a partir de 32GB y con un límite teórico de 2TB) Las tarjetas UHS-I tienen una velocidad de transferencia mínima de 10MB/s.

Estas tarjetas, que no sustituyen a las tarjetas SD tradicionales que abarcan las clases 2,4,6 y 10, están ideadas para tareas que requieren un ancho de banda más alto, como la grabación de vídeo en alta definición y la ráfaga de fotografías de gran resolución, ambas necesidades heredadas de las nuevas cámaras digitales para el gran público, que optan por esta interfaz en lugar de la más socorrida Compact Flash, otro de los estándares más extendidos en la fotografía profesional y semi-profesional hasta ahora, que cuenta con una gran tasa de transferencia pero también sufre de un precio más elevado.

La denominación UHS-I se presentó en el año 2010 y en el futuro la asociación SD planea sustituirla por una nueva UHS-II, que en teoría podría soportar velocidades de hasta 312MB/s.

¿Cómo sé que tengo una tarjeta SD UHS-I?

sduhs-iEsta pregunta es una de las que causa más preocupación entre los compradores a la hora de adquirir una nueva tarjeta, quizás por miedo a comprar un producto que no cumpla sus expectativas. Todas las tarjetas SD UHS-I vienen marcadas muy claramente. La primera marca que hay que tener en cuenta es una I que aparecerá por norma general al lado del logo SDHC o SDXC (en función de la capacidad de la tarjeta) Esta letra certifica que la tarjeta entra en la categoría UHS y por lo tanto su potencial de velocidad de lectura/escritura es mayor que el de las tarjetas que no lo lleven, hasta 104MB/s. La otra marca es el “logotipo” U1, una pequeña caja en forma de U que contiene el numeral 1 en su interior y que indica que la tarjeta pertenece a UHS-I Clase 1. ¿Cuál es el símbolo importante? Ambos, en su propio valor. La marca “I” asegura que la tarjeta está en la categoría UHS-I, de modo que es imprescindible para asegurarnos de que tenemos una tarjeta de este tipo. El otro símbolo sin embargo podría no estar presente, siendo sustituido por el de la “Clase 10”, o incluso aparecer junto a este. Mientras que estas dos marcas (U1 y Clase 10) en principio aseguran que la tarjeta tendrá una velocidad mínima de 10MB/s, las pruebas que se realizan para esta medición son distintas, siendo la U1 la más avanzada, especialmente para el tratamiento de video/imagen.

Las tarjetas UHS-I Clase 1 se colapsan con menos facilidad en entornos exigentes, como los modos de captura en ráfaga de las cámaras DSLR tal y como muestra el video de ejemplo

Compatibilidad ¿Necesito un equipo específico para utilizar una tajeta UHS-I?

Este es otro quebradero de cabeza para los potenciales compradores de un equipo USH-I. La preocupación sobre la compatibilidad de las nuevas tarjetas es legítima, especialmente si ya hemos sufrido en el pasado el cambio de estándar de SD a SDHC y más recientemente de SDHC a SDXC. Estos formatos no son retrocompatibles, de modo que las tarjetas de 4GB (SDHC) no podían ser leidas o se comportaban de un modo inestable en lectores más antiguos, y las tarjetas SDXC no podían ser usadas en equipos anteriores que solo incluían soporte para SDHC. Esta situación se da también en muchos smartphones del mercado, en cuyas especificaciones se dicta que tipo de tarjetas pueden utilizar poniendo un máximo en la capacidad de expansión, de 32 o 64GB. Los teléfonos que soportan tarjetas hasta 32GB no podrán albergar unidades SDXC, aunque los que soportan tarjetas hasta 64GB sí podrán albergar tarjetas SDHC.

No obstante este no es el caso con la denominación de velocidad UHS-I. Las nuevas tarjetas “Ultra High-Speed” pueden utilizarse con cualquier equipo compatible con su capacidad. Es decir, cualquier tarjeta SDHC UHS-I puede ser utilizada con un lector que ya soportase tarjetas SDHC hasta clase 10. Lo mismo sucede con cámaras, teléfonos y otros dispositivos host, que son compatibles con la nueva categoría siempre que ya soportasen tarjetas de alta capacidad.

Velocidad ¿Cómo exprimirlas?

Las nuevas tarjetas pueden ser muy rápidas, y van desde 20MB/s de transferencia máxima hasta más de 100MB/s en modelos avanzados. ¿Seré capaz de sacar todo el jugo a estas tarjetas? Las SD UHS-I solo podrán explotar el nuevo bus de transferencia de alta velocidad con el equipo adecuado. Nuestros viejos lectores y dispositivos solo pueden ofrecernos una porción de la velocidad teórica de las nuevas unidades de almacenamiento, en parte porque solo estaban adaptadas para una velocidad más baja, y en parte por causa del bus USB 2.0, que puede dar un máximo teórico de 480Mbits por segundo por canal (con unos 4 canales en un ordenador normal) con dependencia del número de dispositivos conectados.

Los lectores adaptados para tarjetas UHS-I suelen utilizar el nuevo y más adecuado bus USB 3.0 Superspeed, capaz de un ancho de banda de 5Gbps. Estos lectores son compatibles con todas las tarjetas SD disponibles en el mercado y permiten alcanzar la velocidad de transferencia máxima que permita la denominación y las memorias flash de nuestra tarjeta SDHC o SDXC UHS-I. En el mercado hay ya una gran cantidad de equipos adaptados para la nueva categoría UHS-I que sacarán provecho a la tasa de transferencia mejorada, eso sí, siempre que los utilicemos con una interfaz de alta velocidad, como USB 3.0, Thunderbolt/Lightpeak, o incluso ExpressCard.

Acerca de Luis Coves

Designer.Gamer. Geek. Lazy. Home chef. Xboxliver. Dirijo Hercios.es y cuando me acuerdo escribo sobre tecnología y Gaming.