Razer Project Christine: Un ordenador modular digno de LEGO

Todos, en algún momento de nuestra infancia, hemos jugado con sets de LEGO, pero pocos nos habríamos imaginado en aquel entonces el fenómeno social que se formaría alrededor de estas piezas plásticas encajables. ¿Ha tenido algún impacto el ya veterano juego de construcción en la industria del PC? Si le preguntamos a Razer, el especialista en equipos y accesorios para gaming, nos respondería que mucho, al menos eso parece dejar entrever su último proyecto, Christine, que toma una página del manual de LEGO para ofrecernos un interesante concepto: Un PC Modular que hasta un crío podría montar o actualizar sin ningún tipo de problema.

Razer ha estado trabajando en Project Christine durante dos años, y ha conseguido lo que pocos se han atrevido a imaginar: han creado módulos con los que actualizar el ordenador sin la necesidad de tener conocimientos previos en la materia. Christine es básicamente un equipo base personalizado con interfaces propietarias en el que podremos “enchufar” nuevas piezas sin tener que abrir la carcasa, pelearnos con la gestión de cables o con el espacio interior de la torre. La compañía presentaba este concepto de PC Modular durante el CES de Las Vegas, como ha hecho antes con varios proyectos para sondear primero a la industria y al consumidor antes de lanzarse a desarrollarlos en serie. Ocurrió con el peculiar laptop para gaming de altas prestaciones Blade, que se convirtió en un producto comercial en 2012, con “Project Fiona” (Razer Edge) la tablet de alto rendimiento para juegos, y también con Switchblade, un Netbook con aspiraciones de ordenador gamer que más de dos años después de su presentación oficial sigue siendo sólamente un concepto.

razer-christine 05

Project Christine se compone de un esqueleto base que puede albergar cualquier combinación de módulos (Disponibles por parte de Razer) incluyendo módulo con CPU (Y refrigeración, y conexión al socket de la placa base a través de la interfaz propietaria del fabricante) GPU, Memoria RAM o almacenamiento. Los módulos más propensos al sobrecalentamiento, como el procesador y la tarjeta gráfica, incluirían de serie refrigeración líquida y un sistema de amortiguación del ruido para que el equipo sea lo más silencioso posible, y se conectan con la unidad base mediante el conector propietario de Razer. Hasta donde el fabricante ha dejado ver, los módulos podrían ser comercializados por ellos mismos o por ensambladores ajenos a la compañía, ofreciendo por lo tanto cierta libertad de elección al usuario.

Este es el modo en el que Razer quiere reinventar una y otra vez el negocio de los ordenadores, sondeando a su base de usuarios y a los consumidores potenciales de estos nuevos productos. De acuerdo con el CEO de la compañía, Min-Liang Tan, Razer “No utiliza Kickstarter” porque “No son buenos en eso”, así que sencillamente crean prototipos y esperan a la reacción general para hacerse una idea del impacto comercial que podrían tener en el mercado, antes de seguir profundizando en sus conceptos. Este sin duda parece muy interesante, y permitiría a mucha gente que hasta ahora no se atrevía por miedo a estropear algo, actualizar su PC con sus propias manos de un modo sencillo y cómodo. Desafortunadamente, Christine es todavía un concepto, y como todos los productos en esta categoría, cabe la posibilidad de que no llegue jamás a la cadena comercial, lo que sería un auténtica lástima.

Acerca de Luis Coves

Designer.Gamer. Geek. Lazy. Home chef. Xboxliver. Dirijo Hercios.es y cuando me acuerdo escribo sobre tecnología y Gaming.